5 beneficios de viajar con niños  

Autor:

21 May , 2015  

Sin dudas que, salir de viaje tiene beneficios y ¡muchos! En primer lugar, además de aumentar nuestros conocimientos acerca de otras realidades y culturas, también desarrolla nuestras habilidades sociales, al aprender a ser más tolerantes y respetuosos de la otredad. Pero además también están las posibilidades de recreación y descanso, que desplazan momentáneamente a las exigencias cotidianas y a las preocupaciones. Sin embargo, en este punto, muchas familias se preguntan si es lo mismo viajar o no con niños. ¡Y no! No es lo mismo. ¡Es mucho mejor! Aunque al principio nos dé un poco de miedo, viajar con niños tiene numerosos beneficios. Acá te contamos 5 de ellos.

5 beneficios de viajar con niños

Todos aprendemos: los beneficios se reparten para grandes y chicos. Por un lado, los niños aprenden en la medida en que nosotros también estemos dispuestos a contarles datos y cosas acerca de los lugares que visitan y las cosas que observan. Pero los adultos también aprenden porque los chicos tienen miles de preguntas para hacer así como una mirada más ingenua de las cosas, completamente desprejuiciada, que nos ayuda a ver un poco más allá, desnaturalizando aquello que para nosotros es obvio.

Risas y más risas: los chicos tienen la risa fácil, especialmente cuando viven nuevas experiencias y disfrutan de  aventuras. Sin dudas, cuando se ríen es contagioso de modo que finalmente terminamos todos alegres y disfrutando de buenos momentos. Asimismo, uno puede darse cuenta qué fácil es ser feliz y los miles de motivos que hay a nuestro alrededor.

Cuando se viaja con chicos, es importante aprender a conciliar intereses. Es decir, los planes deben incluir actividades que a ellos también les resulten atractivas. No se trata sólo de visitar museos y leer historia. Sin dudas, esto le aporta variedad y dinamismo a un viaje ya que muchas veces, cuando los adultos viajan solos, no practican deportes o no se ponen en contacto con la naturaleza. Incluso, muchas veces ellos nos animan a perder ciertos miedos y nos incentivan a participar de aventuras que, de otro modo, no las hubiésemos tenido nunca.

Sin pausa pero sin prisas: es evidente que cuando salimos con chicos, el ritmo es otro. Cuando el viaje es entre grandes, tal vez en 5 horas no se hace una parada para comer o descansar. En cambio, cuando se viaja con chicos, es necesario detenerse para ir al baño, recuperar energías y comer algo. Sin dudas, esta es otra forma de disfrutar  de un viaje y se conocen más los lugares ya que no “estamos a las corridas”.

Y por último, viajar con niños también contribuye a fortalecer los lazos de familia, en donde no hay play station, ni televisión ni wi de por medio. De esta manera, se construyen recuerdos comunes, los cuales siempre tienen penas y glorias por contar, de las que reírse y aprender.

Ya tenés 5 buenos argumentos para no ponerte excusas la próxima vez que tengas que planear un viaje con chicos. Ya viste que hay múltiples beneficios de salir con los pequeños así que ¡adelante! Sólo es cuestión de animarse. No pierdas más tiempo, comenzá a planificar tu viaje desde ahora.

Consejos para Viajar

, , ,