Portada nota - Enoturismo o turismo enlógico

Enoturismo o turismo enológico: Definición, escapadas y tradición del vino en Argentina

Autor:

7 Jul , 2019  

El turismo enológico es un turismo diferente. Se nutre de muchos aspectos culturales y de la tradición de la región que se visita. Y su finalidad última es dar a conocer y potenciar la riqueza vitivinícola de la región.

Además, el enoturismo y la cata de vinos ofrecen a las bodegas la posibilidad de promocionar el origen de sus productos. Muchas, de hecho, crean tiendas específicas para su comercialización.

¿En qué consiste el enoturismo?

El enoturismo, o turismo enológico, se practica visitando las zonas de producción vinícola, para conocer en profundidad y desde dentro todo lo relacionado con el mundo del vino; las bodegas en las que se elabora, los viñedos donde se cultiva la uva, las técnicas de elaboración, su historia, etc.

enoturismo
Fuente Flickr

Además, el enoturismo está estrechamente relacionado con el turismo gastronómico y con el turismo cultural de la zona en cuestión.

De este modo, afecta no solo a las bodegas, sino también a los restaurantes, museos, enotecas, almazaras, queserías, hoteles, etc. Porque el turismo enológico va mucho más allá del vino.

Auge del turismo enológico

El imparable crecimiento del enoturismo como nueva forma de hacer turismo se debe fundamentalmente a tres razones:

  • El interés de los viajeros más exigentes por conocer los lugares de origen de sus vinos preferidos. 
  • Las nuevas estrategias comerciales de las bodegas.
  • El desarrollo del turismo rural y vinculado a la naturaleza.

Consejos para una escapada de enoturismo

Hacer enoturismo está de moda. Según el número de personas que viajen y del tiempo del que se disponga, hay un amplio abanico de posibilidades para diseñar la escapada de enoturismo. Por eso, si es tu primera vez, conviene que conozcas antes todas las opciones.

Turismo enológico en bodegas

Si nos centrarnos en las bodegas, estas ofrecen una amplia oferta de actividades:

  • Visitas guiadas.
  • Catas de vino con especialistas.
  • Cursos de cata in situ.
  • Degustaciones con los productos de la zona.
  • Recogida de uva en la época de la vendimia.
  • Chafado de uva y obtención del mosto.
  • Maridajes gastronómicos con los vinos de la bodega

Enoturismo y cata de vino en restaurantes

Si, en cambio, hablamos de restaurantes, podremos encontrar en ellos una gran variedad de vinos de la Denominación de Origen en la que se encuentren. Es una forma estupenda de conocer la comida típica de cada región y sus mejores vinos.

Existen además muchos establecimientos y comercios que permiten completar esta experiencia única:

  • Almazaras: Si la región también se distingue por su producción de aceite.
  • Queserías: El queso es un producto que marida a la perfección con el vino y que ofrece una ocasión excelente para aprender más sobre él.
  • Enotecas, vinotecas y museos temáticos: Son lugares ideales para conocer en profundidad todas las variedades del territorio.
  • Alojamientos con encanto: Suelen estar situados en lugares de ensueño y en espectaculares parajes naturales, y permiten completar el viaje de la forma más romántica y placentera.
  • Turismo activo: El enoturismo se puede acompañar de muchísimas actividades más, como paseos a caballo, kayak, rafting, puenting, vuelos sobre viñedos, senderismo, escalada, etc.

El turismo enológico en Argentina

En la actualidad, el enoturismo en Argentina constituye una actividad de gran crecimiento económico. Esta modalidad de turismo comenzó a despegar en los 90, por lo que podemos decir que es un fenómeno relativamente reciente.

Sin embargo, es ya una línea de negocio fundamental para todas las bodegas, tanto para nuevos proyectos como para las más antiguas.

Además, el turismo enológico permite una extraordinaria revalorización del mundo rural en las regiones vinícolas. Se ponen en valor sus tradiciones, sus costumbres, sus fiestas y su gastronomía. Y permite que se cuiden y se conserven mejor sus paisajes.

Enoturismo - Bodega Mendoza
Bodegas Mendoza (Fuente Wikimedia Commons)

Por su parte, las bodegas tienen, gracias al enoturismo, la posibilidad de promocionar su oferta de una manera directa y ofreciendo al turista una experiencia única, enseñándole las técnicas de elaboración del vino y posibilitando un mejor reconocimiento y fidelización hacia la marca.

Concretamente, en Argentina destaca en este contexto la Cámara Vitivinícola Nacional. Es una institución que engloba a más de 200 bodegas de todo el país. De ella surgió la Comisión Nacional de Turismo Vitivinícola, que a su vez posibilitó la creación de Los Caminos del Vino, una oferta muy consolidada, incluso en el ámbito internacional. 

Estos Caminos del Vino están compuestos por un total de dieciséis rutas, que transcurren a lo largo de ocho provincias: Catamarca, La Rioja, Mendoza, Neuquén, Salta, Río Negro, San Juan y Córdoba.

No hablamos en estas rutas únicamente de bodegas y degustaciones. Los que por allí pasen, pueden disfrutar también de otras muchas alternativas turísticas:

  • Gastronomía.
  • Turismo de aventura y práctica deportiva.
  • Ocio y entretenimiento.
  • Servicios de bienestar y salud.
Enoturismo o turismo enológico - Argentina
Ruta del vino Mendoza (Fuente Wikimedia Commons)

Así que, si te gusta la cultura vitivinícola, no lo dudes. Planea ya tu próxima escapa de enoturismo y elige entre degustaciones de vinos, visitas guiadas, paseos por la vendimia, actividades de poda, almuerzos entre viñedos, cursos de cocina, paseos a caballo, en sulky o en bicicleta… 

¡Hermosos paisajes e inolvidables experiencias te esperan!

Consejos para Viajar, Cultura, Curiosidades