Estambul: barrera cultural del mundo

Autor:

14 Ene , 2018  

Toda persona que desee viajar a Estambul, tiene que estar al tanto de la rica historia de esas tierras. Fue la capital de tres imperios, Romano, Bizantino y Otomano, por lo que todo turista podrá visualizar este cruce de culturas en cada esquina de la capital turca. Subite a este viaje por las calles de la antigua Constantinopla y por sus atractivos naturales como el Cuerno de Oro y el Bósforo.

Estambul, demasiado oriental como para asegurar que es una ciudad europea y demasiado occidental como para identificarla con la cultura asiática. Es una ciudad con más de 15 millones de habitantes, denominada la capital de Turquía y es la población más grande del país.

Es una ciudad que en muchos estadios de un viaje puede resultar vertiginosa y en otros entornos que ofrece Estambul, la paz se apodera de los momentos.  Esto también se puede observar en la amplia carta opciones, lugares y actividades para hacer. La ciudad invita a visitar sus mezquitas, descubrir sus museos y disfrutar de sus famosos baños turcos. También se pueden realizar las atracciones menos conocidas que resultan alternativas y que pueden resultar un poco fuera de lo común, solo hay que animarse a recorrer todos los rincones de este maravilloso país.

Dentro de las actividades recomendadas para incluir en la ruta de viaje son: recorrer Santa Sofía y la Mezquita Azul, navegar el Bósforo en barco, utilizar las habilidades de regateo en el Gran Bazar y ver el reflejo de los años dorados del Imperio Otomano en el Palacio Topkapi, esta visita es una cita obligada para todo turista que visite el país más multicultural del mundo.

Lo que no te podés perder de Estambul

The Blue Mosque Estambul

En toda ciudad existen atracciones y monumentos que son imposible de no visitar. Estambul cuenta con mucha oferta arquitectónica y cantidad sin fin de actividades para realizar. Entre ellas podemos nombrar una cantidad importante de íconos arquitectónicos, culturales, gastronómicos y geográficos.

La Mezquita Azul, Santa Sofía, el Bósforo, el Cuerno de Oro, el puente y la Torre de Gálata, la plaza Taksim, el Gran Bazar, la mezquita de Solimán, los bares de la peatonal Nevizade, el Mercado de las Especias o el Palacio de Karakoy son algunas de las actividades y visitas imposible de no realizar o dejar para una segunda visita al país.

El otro viaje a Estambul: turismo de compras

De Compras en Estambul

2estambuelEs muy común en la capital turca que los turistas utilicen sus días en el país para recorrer extensos bazares y visitar alguna de las más de 4000 tiendas que abren sus puertas en el bazar central de la ciudad.

Recorrer los locales comerciales en Estambul puede ser muy divertido ya que turistas que se encuentran comprando algún producto dulce tradicional para llevar, en pocos segundos pueden estar probándose ropa y luego un calzado de temporada.

El bazar central cuenta con 18 ingresos laterales, 1.800 joyerías de lujo y en total unos 4 mil locales comerciales. Se trata de uno de los centros comerciales más imponentes y concurridos del mundo ya que se estima que unas 500 mil personas visitan este espacio para comprar los más variados productos.

Es aconsejable que al ingresar al Gran Bazar, los visitantes puedan conseguir un mapa del ugar  para guiar la visita y no perderse rápidamente. La cantidad de locales y puertas, pueden transformar el lugar en un verdadero laberinto. Es ideal sacar fotografías de la puerta de ingreso para volver sin problema. El pasillo central funciona como guía para volver a la salida indicada, pero muchas veces ese pasillo queda muy lejos y el sentido de ubicación desaparece.

El regateo de precios, un deporte nacional en Turquía

Así como en muchos países del mundo, el regateo de precio de productos en todo tipo de locales se transforma en una práctica muy habitual. Por ejemplo en Perú, el regateo es un condicionante para poder vender un producto. En Estambul esta forma de vender es muy vista y casi un deporte por quienes ofrecen sus productos de forma legal e ilegal.

Muchas veces, ese valor que el vendedor está dispuesto a resignar, ya está incluido en el precio del producto sobrevalorando el mismo y en otras ocasiones el turista paga barato su producto por haber realizado un buen regateo o habiendo comprado en cantidad.

Visitar la Mezquita Azul con más de 400 años

Mezquita Azul en Estambul

La Mezquita Azul fue mandada a construir en el año 1609 por el sultán Ahmed, pedido que se concretara con su inauguración en el año 1617. Este ícono de Estambul cuenta con una importante riqueza arquitectónica e histórica ya que es la última gran mezquita del periodo clásico otomano. La Mezquita lleva el nombre de color azul luego de que en su construcción se incorporarán más de 20 mil azulejos azules traídos de Iznik.

Las visitas a la Mezquita Azul y Santa Sofía pueden realizarse en una mañana. Y la tarde hay que dedicarla al Gran Bazar. Un espacio donde la cultura de Medio Oriente se muestra y disfruta ampliamente. Preparate para trasladarte en la historia, sentir los más variados aromas de las especias en el Gran Bazar y regatear los precios en cada local que visites.

 

Europa, Uncategorized

, ,