La famosa Estatua de la Libertad en Nueva York

Autor:

27 Oct , 2014  

bestday-eeuu

Si hay una imagen que se nos viene a la cabeza al pensar en Nueva York, es la de la Estatua de la Libertad. Es impensado no ir tras ella si lo que se planea es recorrer Estados Unidos. Emblema indiscutido de la ciudad y de la nación del norte de América, constituye un símbolo destacado para la humanidad.

La “Libertad Iluminando el Mundo” es el verdadero nombre que recibe una de las atracciones de Nueva York más famosas a nivel mundial, y su lema reza: “la libertad esclarece el mundo”. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984.

Se ubica muy cerca del puerto de la ciudad, a unos 2.6 kilómetros al sur del punto más cercano del sur de Manhattan. Se encuentra en Liberty Island (la Isla de la Libertad) y para visitarla es necesario llegar en ferry desde el muelle en Battery Park.

Esta verdadera obra de arte expuesta ante el mar y los cielos de 46 metros de altura y 93 metros (si se cuenta su base), sostiene una antorcha en su mano derecha, mientras que con la mano izquierda sostiene una tabla con la fecha correspondiente al día de la Declaración de la Independencia de los Estados Unidos: 4 de Julio de 1776. Uno de sus pies pisa unas cadenas como símbolo de la opresión y el cautiverio superado. En su emplazamiento hacia el este, la estatua mira hacia el océano (lado francés).

Esto se debe a que la estatua fue un obsequio de Francia a los Estados Unidos al cumplirse los 100 años de su independencia. Su figura representa a Marianne, uno de los símbolos nacionales de la República Francesa, como así también a los valores de sus ciudadanos: “Libertad, Igualdad, Fraternidad”.

La obra fue realizada por Frédéric-Auguste Bartholdi y su estructura metálica fue diseñada por Gustav Eiffel, quien realizara la torre con su mismo nombre. Se construyó íntegramente en París y luego fue desmontada para su traslado a Estados Unidos. Se dice que Bartholdi quería lograr un monumento equivalente al Coloso de Rodas.

Reapertura al público

Tras los atentados del 11 de septiembre del 2001, la Estatua de la Libertad permaneció cerrada hasta el 4 de julio de 2013 en donde el mirador de la corona fue abierto al público nuevamente. Para acceder a él hay que comprar los tickets y el recorrido con anticipación para disfrutar al máximo y sin preocupaciones.

Con una amplia oferta en materia de hotelería en Nueva York, el hospedaje no será inconveniente, ya que los sistemas de traslados nos garantizan un recorrido a tiempo y forma hasta destino.

La Estatua de la Libertad es un punto obligado a visitar si lo que planea es un viaje de descanso y recreación en Estados Unidos. Magnifico e imponente, este es un emblema que no debe dejar de conocer.

Destinos

,