Memorial 11-S: Tributo y atractivo

Autor:

15 Sep , 2016  

Si es tu primera vez en Nueva York o si ya has visitado la ciudad antes, conviene que conozcas el Memorial 11-S como recuerdo a las víctimas del atentado a las Torres Gemelas del 11 de septiembre de 2001.

 

Aunque ha pasado mucho tiempo,  ha sido posible levantarse un tributo a ese momento trágico de la historia norteamericana que cambió el panorama del mundo entero. Se construyó en la Zona Cero.

Se le conoce popularmente como el Memorial 11-S pero no es sólo un monumento conmemorativo, sino también un museo. Si te llama la atención conocerlo, una vez que estés en Nueva York, podés hacerlo sin problemas, ya que la entrada es gratuita para el monumento, pero no para el museo. Pero si sacás los pases City Pass, Explorer Pass o New York Pass, la entrada te saldrá gratis. La verdad es que te conviene adquirir uno de estos pases y aprovechar. Pero si no querés pagar o no tenés presupuesto para ello, los martes se puede visitar gratis, desde las 17 hasta las 20. Eso sí: con paciencia, porque las filas son largas, largas, largas.

Memo-1

¿Cómo llegar?

En metro podés llegar  desde las líneas A, C, J, Z, 2, 3, 4, o 5 hasta Fulton Street. Hay tres lugares desde donde podés entrar al monumento, si vas caminando. Estos son: la  intersección de las calles Liberty y Greenwich, entre las calles West y Liberty  y entre las calles West y Fulton. Aunque casi siempre se forma una fila para entrar, avanza rápidamente. 

¿Qué ver?

Aunque parezca una pregunta obvia, el Memorial 11-S tiene detalles que lo hacen más atractivo al visitante. Una vez que estés ya en el Memorial Plaza, te toparás con las piscinas reflectantes de las Torre Sur y Norte, ubicadas exactamente en el mismo lugar en el que estaban las Torres Gemelas destruidas. En los bordes de bronce de las piscinas, están los nombres de las víctimas del 11 de septiembre, además de aquellos que fallecieron en el World Trade Center, el Pentágono y el vuelo 93 que se estrelló en el estado de Pensilvania. Si aprovechás el monumento de noche, verás que los nombres se iluminan.

memo2

 

Llegados a este punto, sabemos que estarás conmovido. Es por eso que te recomendamos dirigirte hacia el árbol sobreviviente (The Survivor Tree). La historia de este árbol es bastante peculiar. Lo encontraron entre los escombros del destrozo producido por la caída de las torres caídas. Lo rescataron, cuidaron, replantaron. Desde entonces ha florecido y se ha convertido en un símbolo de resistencia, de lo que significa sobrevivir, a pesar de las circunstancias adversas.

Desde el árbol sobreviviente, podés ir hasta la estructura de cristal que resguarda los tridentes. Son unas vigas altas, que pesan 50 toneladas de acero y que eran parte de la base de la torre norte. Desde ahí, podés ir caminando hasta la capilla Saint Paul, en caso de que no visites el museo y optes por continuar tu camino en la Gran Manzana.

Desde el la Plaza Memorial, podés divisar la “Torre de la Libertad”, que es el nombre por el que se conoce el One World Trade Center popularmente. Este rascacielos tiene 540 metros de altura. Visitarlo, después de recorrer el memorial y el museo, vale mucho la pena, ya que desde su mirador se puede obviamente disfrutar de una impresionante vista de Nueva York, porque se encuentra en el piso 102. La entrada cuesta US$32. Nada mal, ¿verdad? Si consideramos que será un regalo para la vista.

Están proyectados otros World Trade Center, que están previstos para ser inaugurados muy pronto y podrán ser divisados también desde el monumento del 11 de septiembre. El dos está en construcción, el tres se estima que esté listo para dentro de un par de años y el cuarto (sí, el cuarto. Estos Trade Center no se abrieron en orden numérico, ni mucho menos) se sitúa frente a la plaza del memorial. El 7 World Trade Center fue el primer edificio del complejo de cuatro en estar terminado. El edificio comenzó a ser construido en 2002 en el mismo lugar donde se encontraba el anterior 7 World Trade Center, que fue totalmente destruido en los atentados. Lleva el mismo nombre que su predecesor.

wtc

¿Qué se encuentra cerca?

Muy cerca del Memorial 11-S podrás darte una recorrido por la capilla de Saint Paul. Fue construida en el año 1699 y esto la hace ser el edificio más antiguo de Manhattan. En su interior hay un homenaje a los trabajadores de rescate que vinieron a ayudar a la búsqueda de sobrevivientes después del ataque del 11 de septiembre (más de 14.000).

Se encuentra entre las calles Fulton y Vesey, justo en la parte opuesta al lado este de lo que era el World Trade Center original. Podés llegarle de diferentes formas:

Metro:
2, 3 a Park Place
1,9,4,5 y A hasta Fulton St-Broadway Nassau
6 hasta Brooklyn Bridge-City Hall
E hasta Chambers
R hasta Cortlandt Street

Tren:
PATH train hasta la estación World Trade Center

Colectivo:
M1 y M6

MEMORIAL (ARG)

El 9/11 Tribute Center (Centro de Tributo del 11 de septiembre) también podés visitarlo. Es un centro que rinde tributo a la memoria de las víctimas. Fue fundado por la Asociación de Familias del 11 de septiembre, es decir, fueron los familiares de los fallecidos quienes erigieron este centro con fotos, objetos personales, videos para recordar el evento y a las personas desaparecidas. No depende ni del monumento ni del museo. También ofrece al visitante una línea de tiempo histórica, en la que se contempla todo el proceso desde el momento del atentado hasta la construcción del memorial.

 11-tribute-center

Destinos