Puente del Inca: Naturaleza sobre el río Las Cuevas

Autor:

2 Dic , 2014  

bestday-mendoza (3)

Nadie sabe realmente cómo se formó. Es decir, las explicaciones científicas hablan de una formación natural erosionada por las aguas furiosas del río Las Cuevas. Estamos hablando del famoso Puente del Inca, nada más acercado a la naturaleza sobre el río mencionado anteriormente, y como dijimos existen varias teorías acerca de cómo este puente posee una ingeniería tan perfecta. Todas ellas, parten de antiguas leyendas.

Antes de que los españoles arribaran al continente, el heredero del Imperio Inca era afectado por una parálisis grave y poco habitual. Los sabios le dijeron al monarca que para curarlo debían llevarlo a una vertiente, ubicada al sur. El viaje fue largo y difícil, pero lograron llegar a las altas cumbres y percatarse de la existencia de aguas termales para curar al heredero. El ruido del río que bramaba era una buena señal.

La primera leyenda cuenta que los guerreros incas al haber cumplido el objetivo, se abrazaron formando un puente humano para llegar más rápido. Una petrificación rara, dio lugar a este sitio cuando el inca les quiso agradecer. La segunda habla de que desde las cimas cayeron moles de piedra, gracias al poder del Dios Inti –el Sol- y Mama Quilla –la luna-. La tercera retoma al Dios Inti, que vio el inicio de la travesía y los ayudó a terminar el viaje. Luego del descanso por la noche, la maravilla estaba ante sus ojos. El puente de piedra era el trofeo ante tanto sacrificio.

bestday-mendoza (2)

Historia es lo que sobra

El Puente del Inca no es solo leyenda, sino más bien una realidad palpable que permite al visitarlo vivir una experiencia única. Siempre ligado a la historia, allí se constituye un paso obligado del Camino del Inca de los viajeros y correos a Chile, como así también del Ejército de los Andes en la campaña de 1817. Hoy en día, usted puede refugiarse allí, y sentir lo mismo que aquellos soldados y viajantes.

Ubicado a 183 kilómetros de Mendoza Capital y a unos 2.719 metros de altura, este regalo de la naturaleza se impone con sus 47 metros de largo, 28 de ancho y 27 de alto. Por último 34° y 38° es la oscilación de la temperatura de sus aguas termales, subiendo el Puente hacia la montaña. Ideal para personas que poseen afecciones nerviosas o reumáticas.

La postal del Puente del Inca, se termina con el famoso Hotel ubicado por debajo. Obviamente es la fachada solamente, ya que fue arrastrado por un alud en 1965 y posteriormente abandonado. Había nacido 40 años antes, y contaba con habitaciones que tenían baños de aguas termales.

El Puente del Inca es un Área Natural protegida por el gobierno provincial. Aunque muchos creen que –por su hermosura- el Dios Inti se da unas vueltas cada tanto para cuidarlo.

bestday-mendoza (1)

Destinos

, ,