Familia de elefantes Familia de elefantes

Sudáfrica: un destino para verdaderos aventureros

Autor:

6 Dic , 2019  

En BestDay te proponemos una aventura distinta, algo que sale de lo común y que es salvaje, divertido, intenso, igual que la República de Sudáfrica. ¿Por qué decimos esto? Porque este es un país repleto de parques, habitado por una una fauna diversa y fascinante. Tiene 3000 kilómetros de costa bañada por dos océanos, desiertos y montañas, además de una mezcla étnica asombrosa.  Por eso, prepará tu bolso, tu mochila, despertá ese espíritu aventurero que hay dentro tuyo y ¡viví junto a nosotros un safari por Sudáfrica!

Se empieza por el principio y en este caso, se hace desde Johannesburgo, el motor económico y la ciudad más grande del país. Sus increíbles rascacielos ubicados en el centro y la elegancia de sus barrios contrastan con los townships de las afueras.

Johannesburgo
Johannesburgo
Autoría: Nico Roets (Flickr)

Si querés visitar uno de los 19 parques nacionales de Sudáfrica, te recomendamos el Kruger. Con 2 millones de hectáreas, este es el más famoso y se encuentra situado a cinco horas en auto desde Johannesburgo. Lo espectacular de este parque empieza desde el minuto uno, gracias a una biodiversidad asombrosa repartida entre la zona norte, dominada por la sabana, y la región sur, en la que predomina la humedad tropical, donde hace cien mil años caminó el homo erectus. 

¿Por qué es el más famoso y favorito de la mayoría? Porque acá habitan los denominados Big Five: el elefante, el león, el leopardo, el rinoceronte y el búfalo. También es el hogar de decenas de miles de ungulados y antílopes, que se pasean ignorando la presencia de vehículos, así como de más de 500 especies de aves. De hecho, se estima que cada especie se cuenta por miles, por ejemplo, la cantidad de ejemplares de elefantes alcanza los 12 mil.

Familia de elefantes
Familia de elefantes
Autoría: My pixelated life (Flickr)

Algo que también toma protagonismo en cada safari es la flora, sobre todo, el árbol de marula y el majestuoso baobab, considerado el árbol de la vida por sus propiedades antioxidantes, y su alto contenido de vitamina C. Además, el Kruger tiene ruinas arqueológicas como Thulamela, una ciudadela que habría sido habitada hace 1,5 millones de años. Allí, en 1996, arqueólogos hallaron dos esqueletos que habían sido enterrados con joyas de oro, cerámica, azadas de metal y cuchillas de lanza; y decidieron llamarlos rey Ingwe y reina Losha.

Para realizar el safari existen dos modalidades, una es el self-drive en donde lo hacés sin guía, con mapa en mano y auto alquilado. Lógicamente esta es más económica pero solamente te permite acceder a zonas que son propiedad del Estado. Se encuentran debidamente señalizadas y en ellas, está prohibido sacar el cuerpo por las ventanas o superar la velocidad permitida.

Señales de Krugerpark
Señales de Krugerpark
Autoría: Jen&co (Flickr)

Por otro lado, podés optar por safaris guiados diarios en 4×4, con la posibilidad de realizar cada uno de los tours en español, como el Rhino África (con sede en Ciudad del Cabo) o el Aventura África. La temporada ideal para realizar esta aventura es entre mayo y agosto.

Debido al tamaño del parque, te recomendamos que lo visites en dos o tres días, mínimo, en un vehículo todoterreno y al ritmo en que tu curiosidad te lleve. Tené en cuenta que todo lo que vivas en cada jornada será único e irrepetible, y que las mismas se vuelven mucho más intensas de noche cuando toca acampar contemplando el cielo estrellado (todo esto, claro, mientras escuchás chillidos de hienas o rugidos de leones). 

Leon en la carretera de Krugerpark
Leon en la carretera de Krugerpark
Autoría: Jen&co (Flickr)

Claramente, pocas experiencias son comparables con el hecho de caminar al amanecer guiados por guardas armados para tu protección, mientras quedás sin aliento observando rinocerontes, jirafas y búfalos sin estar sobre un auto. 

Una vez vuelvas a Johannesburgo, vas a atravesar plantaciones de cítricos y mangos antes de conocer el cañón del río Blyde, una cicatriz de más de 25 kilómetros de longitud. Lo que marca el inicio del cañón es una presa, desde donde vas a poder recorrer en barco las aguas embalsadas. Pero en verdad, para darte cuenta de las verdaderas dimensiones (1400 metros de profundidad en el punto más hondo), necesitás hacerlo desde las alturas, serpenteando por la Panorama Route, gracias a los miradores que se asoman al cañón.

Krugerpark
Krugerpark
Autoría: Jen&co (Flickr)

En fin, sin lugar a dudas, si sos un amante de la aventura y la naturaleza no podés quedarte sin realizar un safari en Sudáfrica. Desde BestDay, te animamos a que programes este increíble plan con amigos para que puedan disfrutar una experiencia única y sin precedentes.

BestDay