Tutti Frutti por Argentina

Autor:

6 Jul , 2018  

Basta para mí, basta para todos. Salió la letra… “C”.

Vale la pena recorrer cada lugar de nuestro país, desde Ushuaia a la Quiaca. Pero, como sabemos que para eso hace falta mucho tiempo, hay que ir recorriéndola paso a paso, como diría Mostaza Merlo. En BestDay te proponemos jugar al Tutti Frutti, la letra que tocó hoy es la “C” y la provincia elegida es Catamarca. Para que vayas conociendo un poco más de esta hermosa provincia, te dejamos: un lugar, un museo y una comida. ¿Qué tienen en común? Todas empiezan con “C”. ¡A jugar!

 

Una provincia: Catamarca

Ubicada en la región noroeste de la Argentina, Catamarca se destaca tanto por sus atributos naturales como culturales. Paisajes increíbles, termas, sitios históricos y arqueológicos, huellas de pueblos indígenas, son sólo algunas de sus grandes atracciones. Sin lugar a dudas, un rincón de la Argentina que tenés que conocer para descubrir sus múltiples secretos.

Su amplia y variada belleza natural, la convierte en un lugar ideal para los “inquietos”. Trekking, mountain bike, cabalgatas y excursiones en camionetas 4×4 son las actividades deportivas ideales para adentrarte en lo profundo de esta provincia mágica. Para los que prefieren pasear tranquilos por la ciudad, también hay variadas opciones. La capital San Fernando del Valle de Catamarca es digna de conocer. Con su plaza central, su Catedral de estilo neoclásico, sus museos y la famosa Gruta de la Virgen del Valle.

Como todo el norte argentino, Catamarca se destaca por sus tradiciones. Si tenés la posibilidad de visitarla en invierno, no te pierdas la Fiesta Nacional del Poncho. Esta festividad es un símbolo de la provincia y en ella se puede disfrutar y conocer más acerca de la cultura catamarqueña.  Danza, canto, exposiciones, artesanías y tejidos regionales, son algunas de las ofertas que propone esta maravillosa celebración.

 

Un lugar: Campo de Piedra Pómez

Una de las joyas de Catamarca. Este llamativo lugar se destaca por su extensa acumulación de Piedra Pómez, producto de miles de años de erosión. Cuenta con más de 5 mil formaciones rocosas concentradas en 25 km. de largo. Recorrerlo en 4×4 es una experiencia fascinante, vas a sentir que estás viajando en camioneta por la luna. Eso sí, recomendamos ir con un guía o tener bien ajustado el GPS, porque perderse es bastante frecuente. En 2011, fue declarado Área Natural Protegida y se cobra un ticket de acceso. Igual, no te preocupes que es bastante económico. Los que son aficionados a la fotografía, acá van a encontrar un escenario perfecto para practicar. Los contrastes y colores del paisaje, permiten tomar postales increíbles.

 

Un museo: Casa de la Cultura

Los que gustan de la historia y la cultura van a encontrar en este museo el sitio ideal para saciarse. Esta casona que fue residencia del general Octaviano Navarro, dos veces gobernador de Catamarca, funciona hoy como un museo que muestra el pasado de la provincia y se anima, pisando firme en las tradiciones, a imaginar y forjar el futuro.

Acá vas a poder conocer a fondo la cultura local a través de visitas guiadas que proponen recorrer lo más saliente de la historia catamarqueña. El patrimonio arqueológico, el arte textil, los secretos de su gastronomía, irán haciendo que te enamores de este rincón norteño de la Argentina. Además, vas a tener la posibilidad de asistir a los shows de música, de danza y a las exposiciones itinerantes, que continuamente tienen lugar en las distintas salas del museo.

 

Una comida: Chanfaina

La gastronomía de Catamarca se destaca por sus platos tradicionales como el locro, la humita, la reconocida empanada de carne catamarqueña. Pero, existe también otro plato típico de estos pagos que es también una delicia: “la chanfaina”.

Chanfaina es una palabra de origen árabe que significa “sinfonía”, una unión armónica de diversos ingredientes. Su origen lo encontramos en España y algo curioso de este plato, es que es de alto valor nutricional porque fue pensado para pastores y labradores que hacían trabajos pesados y gastaban muchas calorías.

Con la colonización española, la chanfaina llegó a esta región y se fue asentando en el menú. Sus ingredientes básicos son: carne de cordero, patitas de cordero, sangre cocida, cebolla, ajo, laurel y guindilla. Una exquisita combinación para disfrutar sobre todo en época invernal.

Estos son algunos de los atractivos de una provincia que tiene infinitos secretos por develar. Quizás, en otra ronda de Tutti Frutti, tengamos la posibilidad de conocerla un poco más. Si no, podés elegir verla con tus propios ojos. ¡Sacá ya tu pasaje y empezá a recorrer Argentina!

Cultura

,