Uno de los puentes más fotografiados de Sao Paulo

Autor:

14 Dic , 2014  

bestday-sao-paulo (2)

Me encanta poder escribir sobre el Puente Octávio Frias de Oliveira porque soy fanático de X-Men. Me vi todas las películas y siempre que puedo recuerdo todos los capítulos en dibujos animados. Está bien que hubiese sido mejor comentarles que viví con una arquitecta y con un ingeniero civil, y que por eso este puente impacta y maravilla, por ser una verdadera obra de arte de la ingeniería. Pero quiero insistir con lo de los X-MEN, porque la forma que posee es parecida a una X.

Hasta ahí nada que ver una cosa con la otra, pero si siempre me gustaron esos superhéroes era por el mensaje que llevaba de fondo la serie, y era la de tratar de vivir todos en el mundo sin diferencias ni discriminaciones. Es decir, palabras más, palabras menos, siempre tratando de tender puentes entre las personas.

Es por eso que al ver este puente, uno no puede más que dejarse llevar por tan gigantesca demostración delo que puede hacer el hombre. Un puente atirantado, en pleno Sao Paulo en Brasil, sobre el Río Pinheiros, que desde 2008 es motivo de los mejores elogios, es lo que nos lleva a escribir en esta nota.

bestday-sao-paulo (1)

Un medio… de comunicación

El Puente Octávio Frias de Oliveira tiene unos 138 m de altura, y conecta Marginal Pinheiros con la Avenida Jornalista Roberto Marinho en el sur de la ciudad. Lleva su nombre por un hombre de los medios de comunicación, que fuera de los más influyentes en la historia de Brasil.

El puente “X” tiene 76 metros de anchura en su base y 35,4 metros de anchura en la cima, y es el único en el mundo que posee dos carriles curvados apoyados por el mismo mástil de hormigón simple. El primero de ellos está a 12 metros y el segundo a una altura de 24 metros, con una longitud aproximada de 900 metros cada uno. Pasar por allí inevitablemente logrará que saquen la cantidad de fotos que quieran y más si el paso justo es de noche.

Muchos no piensan que sea más que un puente, otros se quedan minutos admirando esta parte de Sao Paulo. Si bien fue hecho con la idea de agilizar un tránsito que todos sabemos que no lo es, en una ciudad o un sector donde todo parece muy apresurado es algo distintivo. Para aquellos que hayan estado hospedados cerca de él, un amanecer o un atardecer no es lo mismo que pasar en medio de la marea de autos.

Más allá de opiniones encontradas, es una obra magnifica única en el mundo. Vale la pena conocerlo desde cerca o alejarse y ver como las luces en diciembre, que se ponen en sus cables le dan otro aspecto. Se forma así un árbol de Navidad gigante, ideal para que San Pablo sea el puente hacia unas fiestas únicas.

Destinos

, , ,