Vamos de paseo por El Durazno en Córdoba

Autor:

7 Dic , 2014  

bestday-el-durazno

La Sierra Grande de los Comechingones es una de las más hermosas de Córdoba. A sus pies se ubica la zona de Calamuchita, y más precisamente El Durazno. Este pueblo serrano, que se encuentra a un poco más de una hora de Córdoba Capital, a casi 65 kilómetros. Además se ubica a unos siete kilómetros de Yacanto, que es la otra localidad ideal para visitar de la zona.

El Durazno cuenta con poco más de cien habitantes, transformándose  esto en uno de los componentes que ayudan en la tranquilidad del lugar. Paisaje de años, pero no tan popular es el ideal para que la familia llegue y conozca más.

El río Durazno atraviesa el paraje. Es este quien le da el nombre y mira desde abajo el puente colgante que se utiliza para cruzarlo. Los pinares del lugar que muestran un envidiable verde en verano, y un impactante blanco en invierno, por la nieve realzan lo que ven los ojos del visitante. Esos colores se mezclan con el ocre de las rocas, y el azul intenso de un cielo que en los atardeceres se inspira para combinarse de mil modos para que todo lo que pase allí, sea inolvidable.

Me aguanto la pelusa

El dicho es: “Si te gusta el durazno, aguántate la pelusa”. Pero en este lugar no cabe mucho. Ya que no existe algo malo que haya que “aguantar”. O mejor dicho, si hubiese algo se lo aguanta sin más. Con tal de poder disfrutar más del lugar, todo vale.

Ideal para un fin de semana para ir en auto o en los colectivos que van para la zona desde la Capital, también puede ser una buena opción para pasar las vacaciones allí. El río que es de deshielo, nos regala truchas para una pesca deportiva. Que alejándonos un poco permite poder realizarla con la trucha salmón y la arco iris. Nacido en el este del cerro Champaquí a más de 2.500 metros de altura sobre el nivel del mar, deja entrever ollas cercanas a los seis metros de profundidad, ideal para aquellos que quieran darse algún chapuzón para pasar el calor.

Para aquellos que se animan a más cosas, se pueden practicar deportes de montaña o turismo de aventura como también paseos en bicicletas, y por qué no safaris de fotografías. Aunque si quiere hacer algo maravilloso, recomendamos cabalgar al lado del río. O caminar, sin más. Permitirá encontrarse con uno mismo, en ese contexto natural para poder aprovechar al máximo el lugar y recargar energías.

Como si todo eso fuera poco, su ubicación nos permite poder visitar poblaciones cercanas como Athos Pampa, Intiyaco, Villa Alpina o Capilla del Carmen.

El lugar cuenta con cabañas que se pueden alquilar para lograr el confort deseado. Y si no, una carpa en el camping El Durazno, que cuenta con playas y todos los servicios, además del restaurante con comidas típicas como cabritos y corderos al horno de barro.

Destinos

, ,